ALCALDE WALSH: "Todos deberían tener acceso a una licencia de conducir"

Marty Walsh comparte su opinión sobre el proyecto de Ley de Movilidad Laboral y Familiar.

Este artículo fue originalmente producido en inglés para WBUR.


Una licencia de conducir es fundamentalmente una herramienta de seguridad pública, ya que exige que todos los conductores reciban clases, pasen un examen de conducir, se hagan un examen de la vista y conozcan las normas de tráfico.

También permite que todos los conductores puedan asegurar sus carros, lo que ofrece más recursos y controles de seguridad. Por esta misma razón, todos aquellos que necesitan conducir deben tener una licencia. Esto logrará que tengamos mejores conductores y calles más seguras.

En Massachusetts, por muchos años hemos tenido una barrera que no nos permite proporcionar el acceso universal a licencias de conducir. Esta barrera es debida a nuestro sistema anticuado de inmigración, lo que ha dejado a algunos de nuestros inmigrantes que trabajan en nuestras compañías y son parte de nuestra comunidades sin la documentación necesaria para manejar.

Los inmigrantes necesitan obtener licencias de conducir y lo harían si pudieran. Los inmigrantes son personas que trabajan duro en nuestras industrias y nuestros empleadores cuentan con ellos. Son padres que dependen de “carpools” para que sus hijos vayan a la escuela o para ir a trabajar. Son graduados universitarios cuyas visas se vencieron y ya no pueden tener una licencia. Son nuestros vecinos que comenzaron una nueva vida aquí después de huir de desastres naturales y se preocupan de que su Estatus de Protección Temporal (TPS por sus siglas en inglés) se acabe y se queden sin la posibilidad de conducir. Son los padres que tienen niños que nacieron en los Estados Unidos los cuales que nunca se tendrán que enfrentar una barrera para obtener su licencia de conducir.

Por todas estas razones debemos aprobar la Ley de Movilidad Laboral y Familiar. Este proyecto de ley permitiría que los inmigrantes indocumentados del estado de Massachusetts obtengan una licencia de conducir. Yo he apoyado esta iniciativa desde que trabajaba como Representante Estatal en la Casa del Estado. Por varios años, nuestro esfuerzo no ha sido suficiente, pero el 2020 es el año en el que finalmente vamos a avanzar. Estoy orgulloso de unirme a la comunidad de inmigrantes y otros funcionarios electos, líderes de la policía y la seguridad pública, y pequeñas empresas y organizaciones laborales para apoyar este proyecto de ley.

Este proyecto de ley ha causado controversia por muchos años. Pero desde que soy alcalde hay algo que veo con más claridad que nunca: este proyecto de ley no se trata solamente de tu postura en inmigración. Es un proyecto de ley de seguridad pública que haría que nuestras comunidades sean más seguras.

Este no es un proyecto de ley riesgoso y sin precedentes. Hasta ahora, existen 17 estados y jurisdicciones que permiten que los inmigrantes indocumentados obtengan licencias de conducir: estados como Nueva York, Delaware, California y Connecticut están en la lista. De acuerdo con un estudio reciente, desde la implementación de este cambio, el estado de Connecticut ha tenido una importante reducción en choques con fuga (el 9% entre 2016 y 2018) y una disminución en la cantidad de personas culpables de conducir sin licencia. Esta es una ley que funciona y tiene buenos resultados.

Del mismo modo, la Ley de Movilidad Laboral y Familiar podría lograr que nuestro estado sea más seguro ya que tendríamos mejores conductores en nuestras calles y estas serían mejor reguladas. Esta ley también ayudaría a mejorar la relaciones entre inmigrantes y la policía. Boston tiene una buena reputación con respecto a las relaciones entre la comunidad y la policía, lo cual ha hecho que nuestra ciudad sea más segura. Esta relación ha logrado buenos resultados: el índice de criminalidad en toda la ciudad disminuyó en los últimos años y sigue disminuyendo. Queremos seguir fomentando confianza en nuestras comunidades, y en nuestras calles.

Nuestros residentes no deben de vivir con temor de la policía debido a su estado de inmigración o de conducción. Nuestros policías necesitan que nuestros residentes confíen en ellos para que se sientan cómodos al presentarse para denunciar delitos y al cooperar en la investigación de algún crimen. Nuestros policías deberían poder cumplir con sus obligaciones y construir relaciones positivas con la comunidad. Es por eso que en Boston aprobamos el Trust Act en el 2014 y lo fortalecimos en el 2019. La Ley de Movilidad Laboral y Familiar reforzará nuestra cultura de confianza en Boston y ayudará a que el estado sea más seguro para todos.

Además, este proyecto de ley reconoce todas las maneras en las que nuestros inmigrantes contribuyen a nuestra sociedad. Aproximadamente 275.000 inmigrantes indocumentados viven en Massachusetts. Ellos dirigen pequeñas empresas, tienen varios trabajos y pagan sus impuestos. Ellos contribuyen a nuestra comunidad y ayudan a mantener nuestra economía en marcha. Esta ley nos ayudará a reconocer y valorar a los inmigrantes como miembros plenos de nuestra comunidad.

Aprobar esta ley tendrá un impacto importante en la vida de los residentes trabajadores y responsables que merecen tener licencias de conducir. Aprobar esta ley también hará que nuestras calles sean más seguras para todos. Tenemos que liderar con nuestros valores y reemplazar estas barreras con oportunidades.

Aprobemos la Ley de Movilidad Laboral y Familiar este año.