"Los estudiantes de Roxbury Prep merecen una escuela secundaria y la Agencia de Planificación y Desarrollo de Boston (BPDA) les debe una votación"

Una madre de Roslindale pide a la Alcaldía de Boston construir una nueva sede para la escuela preparatoria de Roxbury

Soy una madre representante de la escuela secundaria Roxbury Prep, residente de Roslindale por más de 18 años y nada es más importante para mí que la educación de mi hija. Por esto, mi hija es una alumna de Roxbury Prep desde 5to grado, y me siento sumamente afortunada que ella se gradúe en junio. Hasta ahora, Olivia, ha recibido ocho cartas de aceptación de parte de las ocho universidades a las cuales aplicó. En mi corazón de madre, sé que Roxbury Prep ha sido un factor determinante en que estas cartas de aceptación llegaran a la puerta de nuestro hogar.

La escuela Roxbury Prep está comprometida en preparar a sus estudiantes para que, cuando se gradúen obtengan una educación superior de alta calidad, y que así, puedan tener todas las oportunidades posibles para lograr un camino lleno de éxitos. Como alumna de Roxbury Prep, Olivia ha recibido un gran apoyo académico y yo, todo el apoyo que una madre puede necesitar. Estoy agradecida con todas las personas de la escuela y les tengo un cariño verdadero. Roxbury prep demuestra todos los días entusiasmo, compromiso, comprensión y amabilidad a todos sus estudiantes.

Algo que siempre me ha preocupado es que Olivia y, sus compañeros no han tenido una verdadera experiencia escolar, ya que nunca han permanecido en un mismo edificio o conjunto escolar. Nuestro vecindario, Roslindale, no tiene una escuela secundaria a donde puedan ir los niños. Por esto, le doy mi máximo apoyp al plan de construir la sede de la escuela en 361 Belgrade Ave. Creo firmemente que nuestra comunidad y los alumnos de Roxbury Prep merecen una escuela de alto rendimiento, y un lugar en donde los niños puedan continuar su aprendizaje y crecimiento en una sola escuela unida.

A pesar de todas las cosas maravillosas que Roxbury Prep hace por sus alumnos, han pasado dos años y todavía no han recibido respuesta por parte de la Agencia de Planificación y Desarrollo (BPDA por sus siglas en inglés) quienes no han puesto el proyecto dentro de su agenda de votación.

Ser parte de la agenda de BPDA es el primer paso que determinará si podemos construir la escuela que merecen los estudiantes. Y ya basta, hemos hecho todo lo que debemos hacer – respodner las preocupaciones de la comunidad, hecho ajustes al tamaño de la infraestructura y a los problemas de tráfico y, además, contamos con el apoyo de nuestro conceja del distrito 5 Ricardo Arroyo. -Ahora, le corresponde a BPDA hacer su trabajo y podnernos en la agenda del 13 de febrero.

Atentamente,

Deborah Dunlap

Madre representante de Roxbury Prep

Residente de Roslindale.