Mes Nacional de Educación en Seguridad Alimentaria: ¿conoce los cuatro pasos de la seguridad con los alimentos?

Ha oído hablar de la importancia de lavarse las manos y de manejar los alimentos con seguridad, pero ¿sabe por qué es importante? ¿Y sabe qué otros pasos debe tomar para tener seguridad alimentaria? Septiembre es el Mes Nacional de Educación en Seguridad Alimentaria y un buen momento para aprender los detalles básicos.

Manejar los alimentos con seguridad es importante para usted y para su familia. No importa la edad que usted tenga, la seguridad alimentaria mantiene los alimentos más frescos y más nutritivos, reduce el desperdicio de los alimentos y evita la intoxicación alimentaria. Para mantener la seguridad de sus alimentos, use los nuevos materiales de Seguridad Alimentaria en Su Cocina de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para planear su próxima comida. Encontrará recetas deliciosas (con pasos para la seguridad alimentaria ya incorporados), hojas informativas y recomendaciones sobre compras, almacenamiento y preparación segura de alimentos. Si usted tiene menos de 30 años, revise los nuevos materiales de Seguridad Alimentaria Diaria de la FDA para conocer los detalles esenciales de la seguridad alimentaria. Encontrará un útil video y hojas informativas sobre cada uno de los cuatro pasos a continuación.

Paso 1: Limpie

  • Lave las frutas y los vegetales con agua fría.
  • No olvide enjuagar las frutas y vegetales que tengan piel o cáscara antes de cortarlos. Si en la piel hay gérmenes causantes de enfermedades (bacterias, virus) y usted la corta con un cuchillo, el cuchillo puede pasar los gérmenes a la fruta o el vegetal.

Paso 2: Separe

  • El paso 2 comienza realmente en el carrito de la compra. Coloque sus frutas y vegetales y la carne de res, la de ave y los mariscos crudos en bolsas separadas para que sus jugos no entren en contacto con otros productos mientras está comprando. Manténgalos separados cuando llegue a la casa para evitar la contaminación cruzada.

Paso 3: Cocine

  • ¡Revise la temperatura! Compruebe que los alimentos estén cocinados a una temperatura interna segura antes de comerlos. ¿No sabe bien cuál es la temperatura correcta? Este es un recordatorio rápido:
  • La carne de ave debe cocinarse a 165° F.
  • La carne molida, las mezclas de carne y los platos de huevo deben cocinarse a 160° F.
  • La carne de res, la de cerdo y el jamón deben cocinarse a 145° F y dejarla reposar por tres minutos.
  • El pescado y los mariscos deben cocinarse a 145° F.

Paso 4: Enfríe

  • Refrigere o congele la carne de res y la de ave, los huevos, los mariscos y otros productos perecederos a más tardar 2 horas después de haberlos comprado o cocinado (o 1 hora si la temperatura está por encima de 90° F).
  • ¡Nunca descongele alimentos en la meseta de la cocina! Para descongelar, solo use el refrigerador, agua fría o el microondas.

Vea los nuevos videos de historias reales de la FDA sobre casos graves de enfermedad transmitida por los alimentos. Si está buscando más información sobre seguridad alimentaria, visite la Biblioteca de Recursos de Educación de la FDA para descargar o pedir materiales.