Pasó mucho, pero Dave Dombrowski vuelve a estar en la cima

El presidente de operaciones de béisbol de los Medias Rojas vuelve a ganar una Serie Mundial después de 21 años y duras derrotas

Justo en el momento en el que los playoffs se acercaban, Dave Dombrowski, presidente de operaciones de béisbol de los Medias Rojas de Boston, dijo que este equipo 2018 era diferente, eso no le “garantizaba ser campeón”, pero sin duda era uno de sus mejores chances.

La oportunidad no fue desaprovechada.

Los Medias Rojas le ganaron en cinco juegos a los Dodgers de Los Ángeles. Dombrowski, el ejecutivo de larga trayectoria volvió a la cima. No estaba allí desde 1997, cuando sus Marlins de Florida dieron una campanada y vencieron a los Indios de Cleveland.

“Nos tomó tiempo”, le dijo durante la celebración a MLB.com. “Pero lo conseguimos, ¿no?”

Así como ha tenido éxitos, también ha padecido duras derrotas. En 2006, estando al frente de las oficinas de los Tigres de Detroit, cayó en la Serie Mundial con los Cardenales de San Luis, y también perdió la de 2012 contra los Gigantes de San Francisco. Por dos años seguidos se había quedado en la Serie Divisional contra los campeones de la Liga Americana: en 2016 contra los Indios y en 2017 contra los Astros de Houston.

Ahora no hay memoria para los reveses, sí para el éxito del presente.

“Por eso es que estás en este juego”, comentó Dombrowski. “Es la mejor sensación que puedes tener desde el punto de vista profesional, y algunas veces te preguntas si alguna vez volverá a suceder. Hemos estado cerca muchas veces”.

Dombrowski y su equipo de trabajo trajeron a Steve Pearce, J.D. Martínez y Nathan Eovaldi, pilares del triunfo de los Medias Rojas.

“Estoy feliz porque creo que nos convirtieron en un mejor club. Me quito el sombrero con nuestro scouts y personal que nos los recomendaron”, señaló. “Todos estaban involucrados en esto. Tomamos muchas decisiones colectivas en ese momento y pensamos que ayudarían a nuestro club”.