Otro anillo para Boston, el mejor equipo del siglo 21

Todo es alegría: David Price se creció durante siete entradas, Chris Sale cerró con ponche la fiesta jonronera de los Medias Rojas y Alex Cora es el segundo manager latino que gana la Serie Mundial

La mejor novena de 2018 es ahora el mejor equipo del siglo actual en las Grandes Ligas.

Los Medias Rojas derrotaron este domingo a los Dodgers en el quinto juego de la Serie Mundial, para comenzar una fiesta en el parque de sus rivales que también se prendió en Boston y que seguirá ahora con el desfile de los campeones, el cuarto para la organización de Nueva Inglaterra desde que, en 2004, comenzó esta feliz cadena de éxitos.

Los patirrojos hicieron historia en cinco choques, reduciendo a los campeones de la Liga Nacional a apenas un triunfo, un solitario lauro que además les costó 18 innings y casi siete horas y media de batalla.

Ninguna divisa en la MLB ha ganado tantos anillos en lo que va de centuria como los dueños del Fenway Park, que se hicieron del Clásico de Octubre en 2004, 2007, 2013 y ahora en 2018.

También dominaron la gran carpa en 1903, 1912, 1915, 1916 y 1918.

Los Gigantes, con tres, y los Cardenales, con dos, son las únicas otras organizaciones con más de un título en las Mayores desde el año 2000.

Una sólida actuación de David Price, que abrió en lugar de Chris Sale y llegó hasta el octavo inning, con tres hits y solamente una carrera en contra, enrumbó la victoria final, en la que Steve Pearce volvió a ser figura, con dos de los cuatro vuelacercas que sonaron los vencedores, cuyas cinco rayitas fueron anotadas a fuerza de cuadrangulares.

Pearce sacudió una de sus conexiones ante el as Clayton Kershaw, que tampoco pudo esta vez y falló en su intento de prolongar la serie hasta un eventual sexto cotejo, que debía disputarse en el Fenway Park.

Mookie Betts y J.D. Martínez también se la sacaron a Kershaw, que recibió cuatro marcas y permitió siete cohetes en siete entradas, en las que no dio boletos. Repartió cinco ponches.

Price no pudo sacar outs en el octavo, pero se fue a las duchas con una gran sonrisa, cuando el manager Alex Cora entró para llamar al relevista Joe Kelly. Había completado siete pasajes, con dos transferencias y cinco abanicados.

Los esquivadores estuvieron fuera de balance ante el veterano zurdo, que pasó por nueve postemporadas sin ganar como abridor, hasta que lo hizo en la Serie de Campeonato contra los Astros y dos veces ahora en este Clásico de Octubre.

Kelly guillotinó a los tres hombres con quienes se enfrentó y le dio la pelota a Sale, el número uno de la rotación de los Medias Rojas, que se dirigió del bullpen a la loma para cerrar el duelo. Para demostrar su buena salud, él también fusiló a sus tres contrincantes.

El catcher puertorriqueño Christian Vázquez corrió para abrazar de un salto al inesperado cerrojo. Allí, en el centro del diamante, el primero en llegar a la fiesta fue Price, que se fundió con sus compañeros en una eufórica y merecida celebración.

Fueron 108 triunfos en la fase regular, un récord para la franquicia, y victorias posteriores sobre los Yanquis, Astros y Dodgers, cada vez con mayor contundencia.

“Este es el equipo más grande en la historia de los Medias Rojas”, aseguró John W. Henry, propietario de la divisa, al ser interpelado por la televisión.

Puede que sea cierto. Así como también lo es que ningún otro club ha ganado tanto como Boston en el siglo 21.