OPINIÓN: Nación de inmigrantes

A propósito de la reedición del libro “A Nation of Immigrants”, el congresista Joe Kennedy III hace una reflexión acerca de la inmigración

Este es el trabajo que viene por delante, desalentador y peligroso, pero familiar. Hemos estado aquí antes. Hemos pasado generaciones luchando contra aquellos que harían a América abrupta, pequeña y asustada. Nos hemos levantado, hemos desafiado, nos hemos arrastrado hacia una unión más perfecta.

Hoy nos convocamos a esa humanidad compartida. En ella, encontramos nuestra fuerza. Encontramos las páginas orgullosas y polvorientas de nuestra historia que demuestran que el nuestro es un país que no teme abrir, ampliar y expandir. Encontramos nuestras voces, como los cientos de miles de estadounidenses que se han alzado en respuesta a las políticas de inmigración actuales y dijeron: No. En mi tierra, no. En mi nombre, no.

Ellos han donado dinero, tiempo y habilidades para reunir a familias rotas. Han criado niños pequeños que se quedan solos en nuestras costas. Han tomado las calles y los tribunales, las legislaturas estatales y los pasillos del Congreso, para exigir algo mejor, más justo, más amable y más fuerte del gobierno que los representa.

El presidente Kennedy estaría orgulloso. Es el país seguro y carismático en el que creía. Lo más importante es que es el sencillo Evangelio que sabía que nos uniría entre nosotros a través del tiempo, el espacio y las generaciones, sin importar credo o país, color o clase.