“Cero hombres”: el secreto de una mujer de 106 años para una larga vida

Madeline Dye dice evitó las relaciones amorosas durante toda su vida y nunca tuvo una cita

Madeline Dye es una inglesa que vivió sola toda su vida y no necesitó que la ayudaran; solo hasta los 103 años que sufrió una caída necesitó de los cuidados de una enfermera. Sin embargo, vive en un ancianato por el que camina sin bastón y habla con los demás residentes; hace pocas semanas celebró su cumpleaños con fiesta y viaje.

Esta mujer, a sus 106 años, muestra su rostro lleno de vida ante los diarios más leídos de Inglaterra. El diario británico Daily Mail dedicó sus páginas a contar la historia de Madeline, quien asegura que el secreto de la juventud está en que nunca ha tenido una relación amorosa.

Madeline solo ha ido una vez a un bar en toda su vida (para celebrar sus 90 años), también ha sido una activa jardinera y tejedora. Un reportaje realizado por el periódico Mirror asegura que la longevidad de esta inglesa también puede deberse a que siempre se mantuvo activa físicamente, pues a diario caminaba 3,2 kilómetros por una colina, ida y regreso a su trabajo. Era encuadernadora en una empresa.

Según la mujer inglesa, en su larga vida nunca tuvo una cita. Ella reconoce que su extraordinaria longevidad se debe a evitar el estrés que acompañan al matrimonio y las relaciones.

Madeline nació en Heeley, South Yorkshire, en 1912, el mismo año en que se hundió el Titanic. Vivió de forma independiente, hasta que sufrió la caída que la obligó a mudarse a un ancianato.

Según su sobrina, Diana Heaton, de 80 años, cuando tenía 103 años le pidió que le cambiara algunas cortinas en un dormitorio. "Dije que lo haría al día siguiente y cuando llegué me dijo: ‘¿Te gustan las cortinas? Mira lo que hice‘. Ella las cambió y las llevó algunos pasos desde la bodega hasta las escaleras de su dormitorio principal".

Es descrita como una mujer con un gran sentido del humor, nunca lo ha perdido. Su forma de vestir es impecable. Su padre Ernest murió en la Primera Guerra Mundial cuando ella era niña, y ella vivió la mayor parte de su vida con su madre Mary y su hermana Auralie, sin casarse ni tener hijos.

Fuente: Semana