Barcelona renuncia a jugar en Miami en 2019

La Real Federación Española de Fútbol y la Asociación de Futbolistas Españoles impidieron que tal encuentro se disputara

La mano pesada del verdugo se quedó con el triunfo. El FC Barcelona decidió dar un paso al costado en su deseo de ver acción en 2019 frente al Girona en un compromiso de liga española que se pidió celebrar en el Hard Rock Stadium de Miami.

El cuadro culé lo hizo oficial a través de un comunicado en el que señaló que la decisión llegó "después de constatar la falta de consenso existente alrededor de esta propuesta".

Según la misiva, el mal sabor de boca queda aún en el entorno del equipo blaugrana, organización de talla mundial acostumbrada a llenar escenarios a lo largo y ancho del planeta, pero cuyo poderío fue mínimo ante críticas desde otros puestos.

Aún así, el equipo “aceptaba que los beneficios se repartieran entre todos los clubes de Primera y Segunda División, siguiendo el mismo criterio de reparto de los derechos de televisión”.

La Real Federación Española de Fútbol y la Asociación de Futbolistas Españoles fueron varios de los organismos en impedir que tal encuentro se disputara, caso en el que intervino incluso el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, quien criticó a los clubes.

"Mientras no se alcance un acuerdo entre todos los agentes implicados, este proyecto no puede prosperar", cerró el comunicado.