Discuten proyecto de ley para mejorar acceso a la salud dental en Massachusetts

Unas 530,000 personas tendrían beneficios con esta nueva regulación, que está siendo impulsada por senadores locales

El martes 12 de septiembre, se llevó a cabo en la Casa del Estado una rueda de prensa y audiencia pública para impulsar la legislación S. 1168 de la senadora Herritte Chandler y la H.2474 del senador republicano Smitty Pignatelli. Ambos senadores tienen como objetivo incrementar el acceso de los ciudadanos del estado de Massachussetts a la salud dental a través de terapistas dentales. Se estima que 530,000 personas tendrían acceso al servicio si se aprueba esta nueva ley.

“El cuidado de la salud es un derecho humano… y por ello queremos introducir esta legislación para cubrir las necesidades de aquellos que no tienen seguros, personas de la tercera edad, y otras comunidades que estén luchando para conseguir un dentista o un servicio que puedan pagar”, estableció el senador Pignatelli.

La legislación cuenta con un apoyo creciente, y hasta el momento lleva aproximadamente 60 organizaciones de diferentes áreas que la respaldan. Massachusetts está buscando seguir los pasos de lugares como Minnesota, Maine y Alaska que ya lograron pasar una legislación como esta.

Entre las dificultades que encuentran algunas comunidades para acceder al servicio dental, se encuentran: costo del servicio dental, problemas de movilidad para llegar a la oficina del doctor, y dificultad para conseguir un dentista que acepte seguros públicos. De esta manera, el acceso a la salud dental está determinado por la edad, raza, ingreso, seguro, estatus, y ubicación geográfica.

Los datos de la organización Health Care for all corroboran esta problemática, y han registrado los siguientes resultados:

-Un 47 por ciento, es decir, 290.000 personas entre 1 y 21 años de edad con seguro MassHealth no ha visto un dentista en el 2014.

-17 por ciento de niños de tercer grado tuvieron caries no tratadas en el 2007.

-Las personas de la tercera edad con bajos ingresos tienen 7 veces más probabilidad de perder todos sus dientes.

-El 30 por ciento de adultos con discapacidad habían perdido 6 dientes o más en el año 2014.

-El 59 por ciento de las personas de la tercera edad en ancianatos tuvieron caries no tratadas en el 2009.

-Un 30 por ciento de los adultos con un ingreso de $25,000 dólares perdieron 6 o más dientes comparado con un seis por ciento de adultos con ingresos mayores a $75,000 dólares en el 2014.

La aprobación de la legislación permitiría que los terapistas dentales puedan ofrecer servicios a las comunidades, sin la necesidad de un seguro MassHealth.

El terapista dental es una nueva clase de proveedor de servicios dentales, parecido a un enfermero. La idea de autorizarlos para atender a los pacientes porque se lograría mayor cobertura de las comunidades minoritarias ya que los terapistas irían directamente a las escuelas, ancianatos, facilidades, entre otros.

Los dentistas supervisarán sus trabajos a través de la tecnología Teleheatlh donde pueden compartir las imágenes rayos X y los registros de los pacientes.

Katy Leiviska, licenciada en terapia dental avanzada de Minnesota, explica que ella atiende niños, ancianos, inmigrantes y personas discapacitadas que han recibido servicios tales como exámenes, empastes, coronas de acero inoxidables, extracciones de dientes y emergencias dentales. “La terapia dental no resolverá todos los problemas, pero ayudará a aumentar significativamente el acceso al servicio”, agregó.

Por otro lado, Dr. Bruce Donoff, Decano de la escuela dental de Harvard, afirmó que apoya este nuevo proyecto de incrementar y preparar a más terapistas dentales en colaboración con la Universidad, pero que todavía se está discutiendo como sería el programa de entrenamiento.

Así mismo, el Dr John Powers explicó que en su clínica en Minnesota se ha implementado la autorización a terapistas dentales y la cobertura ha alcanzado pueblos que quedan a 3 y 4 horas de distancia, ya que ningún otro centro acepta a pacientes que no tengan ciertos seguros.

Las consecuencias de no recibir un tratamiento dental adecuado hace que las visitas en el hospital por temas bucales aumenten. Se ha registrado que más de 30,000 adultos han visitado salas de emergencia desde el 2008 hasta 2017. “1 de cada 5 visitas este fin de semana en los hospitales de mi distrito fueron por problemas dentales”, comentó Mat O´Malley, miembro del Boston City Council y representante del distrito 6 (Jamaica Plain, West Roxbury, Rosindale).

Además, los hospitales no tienen especialistas en el área que los puedan ayudar por lo que les recetan analgésicos u opioide para disimular el dolor. Sin embargo, el problema dental sigue sin tratarse.

Varias personas dieron sus testimonios durante la audiencia pública como John Robinson, un señor americano retirado de 63 años de edad y miembro del Senior Council. “Cuando eres viejo el tema de los dientes es delicado debido a que tenemos mayor propensión de perderlos. He acumulado una deuda de 4000 dólares en tratamiento debido a que mi dentista no acepta MassHealth”, aseguró Robinson.

Los infantes no se quedan atrás en el asunto bucal. Katherine Pelullo, higienista, dio testimonio de un bebé que tenía los dientes tan sueltos que tenía la amenaza de tragárselos y por ende, sufrir de un problema pulmonar.

“Ahora tenemos más momentum que nunca por el apoyo que hemos recibido de todo tipo de organizaciones para aliviar el problema que tienen las comunidades minoritarias como los afroamericanos e hispanos para recibir un servicio dental”, explicó María González, Directora de comunicaciones de la organización Health Care for all.