Nueva pared interactiva en el Boston Children's Hospital

Aunque los nuevos hospitales infantiles son bastante más acogedores que hace unos años, siempre es interesante la mejora de la estancia de los pequeños, y no tanto, en estos complejos pediátricos. El hospital infantil de Boston ha pensado en ello y han instalado, en su recién inaugurado vestíbulo, una pantalla gigante con tecnología Kinect.

Video

VIDEO: Pared interactiva en el Boston Children's Hospital

Han instalado una pantalla de algo más de 6 metros de alto, ligeramente curvada que cautiva a los pacientes y a sus familiares gracias a nueve escenas combinadas con efectos especiales controlados con nuestros movimientos. Por ejemplo, los jóvenes descucbren que al hacer un movimiento ondulatorio con su mano sirve para reorganizar estrellas en un cielo nocturno, o que al caminar hacia la pantalla las hojas revolotean en una escena de jardín. Gracias a los múltiples sensores, no hay problema para el seguimiento de los participantes haciendo que sea una actividad más atractiva y que invite a participar y cooperar.

Esta pantalla gigante ha sido creada y construida gracias a diseñadores, ingenieros, matemáticos y especialistas del comportamiento en la Universidad de Connecticut. Esta pared interactiva parece magia a ojos de los más pequeños y se ayuda de 13 sensores Kinect y siete cámaras ópticas para cubrir un espacio de unos 5.5 por 7.3 metros.

El número de participantes se ha limitado a entre doce y ocho según la actividad y escenario, para que la experiencia sea mucho más completa y satisfactoria. La pantalla que lleva en funcionamiento desde 2014 ya ha hecho las delicias de los más pacientes, padres, visitantes y trabajadores del complejo hospitalario.